viernes, 6 de mayo de 2016

AUTOACEPTACIÓN




¿Te aceptas tal cuál eres? ¿Aceptas tu origen, tu vida, tu liderazgo?
  La Autoaceptación es la habilidad de ver y reconocer las cosas tal como son, no cómo nos hubiese gustado que fuesen. El camino de la Autoaceptación se inicia en el momento en que conocemos, reconocemos y aceptamos nuestra naturaleza imperfecta, es la conciencia absoluta de que aunque no nos guste algo de nosotros mismos tenemos la madurez emocional de entenderlo y aceptarlo.
¿Por qué es importante aceptarse a sí mismo? Porque la mayor parte de nuestro sufrimiento no está causado por lo que nos hacen o dicen los demás, sino por lo que nos hacemos nosotros mismos a través de nuestros pensamientos, al compararnos, criticarnos, rebajarnos, insultarnos y estar descontentos por lo que no tenemos. La autoaceptación es uno de los elementos básicos para el bienestar físico, emocional y psicológico, equilibrio que todo Líder está llamado a cultivar.
Con frecuencia tenemos un concepto equivocado de lo que la Autoaceptación significa, no quiere decir aceptar lo que eres sin hacer nada al respecto. De hecho, es al revés. Para cambiar, mejorar o manejar aquello que te causa problemas, lo primero que tienes que hacer es reconocerlo y aceptarlo, pero sin crear una relación de enemistad contigo mismo.
Los líderes tenemos una tendencia a autoexigirnos, y es muy común que nosotros nos critiquemos constantemente, juzguemos y cuestionemos, en lo que llamamos nuestro diálogo interno, es decir, con nuestro pensamiento, a pesar de que no nos damos cuenta. Un pensamiento rápido, silencioso y por ello, difícil de detectar, pero no por eso, menos dañino. Es por ello, que se hace imprescindible tomarnos un tiempo para reflexionar, tomar conciencia y crear acciones que nos permitan mejorar como Líderes.

Aceptarse a uno mismo significa tener conocimiento de tres cosas:
§  Tú existes,
§  No hay ninguna razón por la que tu deberías ser diferente a como eres, y
§  No eres ni bueno ni malo, ni digno ni indigno.

En la práctica, la confianza en tus capacidades puede involucrar las siguientes conductas:
§  Hacer las cosas sin la demanda de tener éxito, y viendo los errores como oportunidades para aprender. La confianza se desarrolla con los intentos, el hacer, más que con los resultados.
§  Evalúe sus acciones y entrenamiento en términos de cómo le ayudan a alcanzar sus metas – no en que le “prueben” a usted como persona.
§  Tomando riesgos calculados en actividades importantes como elegir una carrera, cambiar un trabajo o comenzar una nueva relación o negocio.
§  Perseverando – no rindiéndose cuando no lo hace tan bien como quisiera; rechazando cualquier creencia del tipo “cualquier cosa debería ser fácil de hacer”; y aceptando que muchas cosas buenas tienen que ver con el superar obstáculos, los contratiempos, y la persistencia durante un periodo de tiempo.
§  Aprender de la experiencia – intentando alguna cosa, analizando su experiencia, viendo donde nos hemos equivocado y terminar lo que se empieza para mejorar nuestras capacidades.

Aceptarse a sí mismo es una elección. Aceptarse a sí mismo es un paso fundamental en el proceso de adquirir una autoestima saludable y desarrollar un Liderazgo poderoso, porque nos va a permitir concentrarnos en lo que amamos acerca de nosotros mismos y al mismo tiempo ser conscientes de lo que no nos gusta y comenzar a asumirlo y manejarlo de la mejor manera. Aceptarse a sí mismo significa sentirse feliz y agradecidos de quienes somos, tal y cómo somos. De aquí en adelante se gestan las transformaciones.
Por Yelitza Morón

                                            “Cada persona es un tesoro humano y un milagro único e irremplazable”
Virginia Satir








No hay comentarios:

Publicar un comentario